lunes, diciembre 12, 2005

Obvius Karenina

Diferentes caminos y huellas de vida, pueden experimentar reacciones del instinto defensivo sin antes conocer, aceptar y comprender humanamente las diferencias de cada uno en su andar

1 comentario:

nata dijo...

Límite superior y límite inferior... ofensa segura, cálido intermedio
¿por qué tememos tanto del otro? ¿por qué huyo y por qué huyes tu también?
Por temor a involucrarnos cerramos los ojos, nos tapamos los oídos, y mantenemos relaciones que nos permiten estar al margen,
un saludo grande Karenina, de la nata de leche, o tu que opinas?, ¿no piensas igual que yo que hay ahí un miedo para podernos compenetrar y entendernos?