miércoles, agosto 09, 2006

Un sol con Enlazador de mundos Espectral

En las profundidades de Ur-Gaia se encontraban los magos de la tierra intercambiando visiones y propuestas que cada uno experimentaba en su mundo. Las diferencias en las formas de manifestar vida eran muy diferentes pero a dos soles de la celebración del día fuera del tiempo, la vibración del enlazador de mundos igualó las expresiones de libertad; unidas en un solo poder: el amor.

Existieron cuestionamientos sobre el camino, felicidad por el encuentro, temores por cambios de pensamiento ideológico y vuelos infinitos a la comprensión de las diferencias… todo fluyó…como la propia necesidad de liberación que cada uno de los magos vive continuamente.

Las palabras de resistencia a la “hipnosis masiva” no requirieron conocimiento del tzolkin para exponerse en la necesidad de salvar a la Tierra, pero la sensibilidad mágica que da este conocimiento universal fue utilizado en esa reunión por el cambio de anillo que se viviría en tres soles después de esa noche de enlazador de mundos espectral.

Un mago serpiente al tomar el bastón de la palabra siseó que por cuestiones de elección propia no profundizaba en el calendario maya ¿qué implicaba seguir una idea?... todos se quedaron pensando al compás del fuego central. Este mago terrenal se dirigió al cielo: -No sé si pueda vivir en una comunidad así-

La emoción sentimental vibró en dragones, enlazadores, noches, serpientes y semillas queriendo justificar el amor a una comunidad natural, pero el perro salió tranquilamente de entre el fuego invitando a no tratar de convencer a nadie con el ego.
Cada uno vive de sus aprendizajes y cada uno tiene que saber luchar al frente del motivo sin querer cambiar al pensamiento contrario de nuestro estilo de aprender. Debemos omitir pre-conceptos que juzguen o critiquen. -concluye el tono cósmico- Amemos nuestra propia forma de luchar y seamos fieles a las diferencias…

Floreció desde la semilla una duda. -¿Qué entendemos por el ego?- El silencio de la noche reconoció que hay una línea muy delgada entre la motivación personal y el ego. Por esta razón, la respuesta al entendimiento o concepto de este, no existe como tal. Es cuestión de trascender los retos personales que cada uno tiene consigo mismo…

La duda siguió volando entre todos…

El giro del discurso con el bastón de la palabra sucedió desatando energía en cada mago terrenal. Unos fluían en oratoria mientras que otros, silenciados entre el cielo exploraban el camino de la libertad. Luego una mano afirmó:
-mi opinión no es la correcta- en alusión a un posible debate que generaría su opinión recordando los momentos anteriores donde la magia del bastón disminuía ante la energía desbordada de los magos.

La noche intuyó el inicio del propósito y pensó ¿para qué saber lo que otro piensa si uno mismo no re-conoce primero que su propio discurso es inspirador de la manifestación del otro? Nada es real… todo fluye… todo cambia. Por eso nada es correcto o real como afirmaba Ramtha.

El intercambio de ideas continuó…

Hay que ver desde nosotros mismos -comentó el enlazador de mundos- lo que queremos que refleje el otro porque para sanarnos debemos sanarnos desde adentro.

No sé lo que quiero, pero sé mas o menos lo que no quiero -replicó la mano.- Hay que enfocar la energía para lograr la solución aunque no toda respuesta necesite una pregunta.

No dejan de nacer las dudas porque uno mientras más crezca menos entiende de la realidad –aseguró la enlazadora- pero sé que si estoy aquí es porque necesito conocer mi misión. Hay que buscar la armonía dentro de uno mismo porque nuestro pensamiento nos hace trampa y nos conflictua lo que es tan simple.

La noche y sus estrellas cubrían lentamente el cielo mientras que al oeste, el sol se despedía cautelosamente sin querer interrumpir la charla de los magos pero su belleza era tan latente que todos miraban su resplandor prometedor de un hasta luego. El bastón seguía circulando y las ideas volando hacia el espacio…

La tierra esta dividida por un sistema artificial y poco reconocido por la tierra de este planeta –afirmaban algunos- por eso hemos dejado de interactuar con cualquier ser humano que tenemos frente a nosotros por la “necesidad” de tener un lugar dentro de ese sistema y no por aceptar lo que todos queremos: solucionar los conflictos terrenales.

Todo lo que existe es por algo sea malo o bueno pero para poder solucionar o proponer algún camino alternativo primero hay que aceptar las cosas como son.

El perrito reflexionó con ligereza y sencillez que la tormenta en el océano solo cubre la superficie y no abarca la profundidad… así debe ser la conciencia para saber con sabiduría cómo y qué hacer.

El fuego al centro del círculo consumió la última varita que brindaba luz. La charla era tan interesante que nadie se sumergió a la necesidad de leña hasta que un guerrero y un dragón emprendieron silenciosamente la comisión para el fuego. Los demás magos seguían regalando conocimiento e información para madurar la magia terrenal.

Hay que movernos por donde nos toca, decían unos mientras que se encendía de nuevo el fuego. Abrirse a cualquier aprendizaje, motivaban otros, al conducir el bastón a las siguientes manos.

Entre dos magos se promulgó una idea acerca de ayuda más allá de nuestras manos. Afirmaban la existencia de alguna fuerza que unirá a todos en la misma necesidad humana y se completó con el mensaje focalizado por la semilla -El amor es lo único capaz de cambiar el mundo- canto al compás de las siguientes ideas de los magos:

No estamos solos…
Hay una fuerza que nos ayuda para nuestros propósitos…
Cuando uno hace lo que dicta el corazón es la verdadera solución…
No hay que preocuparse…

Hay que tener la capacidad de volvernos niños: humildad y alegría para aceptar que existen cosas que no se pueden forzar porque son un proceso. -cantó el mono- Hay que afirmar el cambio y la vibración que se viene… que está llegando –declaró la serpiente- Tomemos el lenguaje de la gente grande para la comprensión del mensaje proveniente de uno mismo, así consecutivamente lo difundirán –concluyó el mono-

Pero ¿Qué lenguaje? ¿Qué mensaje?... Una lluvia de ideas acarició varias respuestas… propuestas… alternativas…
Un mundo donde quepan muchos mundos como dicen los hermanitos zapatistas.
Salir del sistema babilónico sin querer entrar a otro sistema que pueda cegar posibilidades de crecimiento.
Tener la intensión de “volver” a una vida distinta.

Los gestos y las voces del espacio iluminado por el fuego se movían en diferentes direcciones. Desaparecían entre la noche al señalar el siguiente camino de su vuelo. Otros buscaban leña escuchando el giro del bastón alrededor de unos cuantos magos que no interrumpían el habla ni siquiera por parciales gotas de lluvia que desde arriba provenían.

Quiero crecer los brotes de mi persona con lo que me enseña el mundo, aun sabiendo que en algún momento desapareceré -comenta la semilla- y para eso -replica el viento- lo que vale es la transformación del tiempo y del espacio porque no habrá un final para tu alma porque mantendrá la respiración en otro plano… en otra nave que es indivisible.

Existían muchas cuestiones, dudas y contradicciones sobre cada idea manifestada por los magos pero la búsqueda de la paz y el amor para el mundo identificaba la unión real y distinguida de entre las realidades.

Hermanos –inició el águila- las restricciones las cargamos también en las mochilas de nuestro viaje por ello hay que sacarlas de inmediato. ¿Sienten alguna?

A veces se pierde la disciplina en el camino mientras cargamos la pasión de nuevos proyectos -intuye el viento- No todo surge de la espontaneidad, hay que darle forma a las propuestas.

Cada quien crea su propia realidad, cada mente es un mundo –comenta la enlazadora de mundos- queremos hacer muchas cosas pero no sabemos como relacionarnos ¿es a causa de la historia o es parte de nuestra naturaleza tal restricción?

En otra exhalación de ideas el perro invito a la aceptación de la diversidad que conlleva al mismo camino de lucha -de todos los presentes- con distintos estilos en el andar. Hay que tener una apertura a todo lo diferente porque la unidad hace la fuerza.

Cada mago contactó con sus frentes de lucha: resguardo de la naturaleza… generar un sistema de vida que no se base en el dinero… modificación de la babilonia… creación de tecnología sin pisar a la naturaleza en el camino… Proyectos de eco-aldeas con procesos auto-sustentables y preservación de la naturaleza como con la reforestación de especies nativas… Identificar sitios que trabajen el desarrollo social a través de educación y trabajo comunitario…


La igualdad en el pensamiento del círculo de magos se basó en la trascendencia del arte y el amor incondicional para todo ser humano.

Se comprendió la existencia de las diferencias porque el compromiso es saberse un luchador que da lo que realmente puede dar y que esta con otros que respiran el mismo aliento
.
Cada ser humano tiene una parte del rompecabezas -comunica el dragón- con el que completa el triunfo por las necesidades del planeta. La música, la ciencia, el arte, nuestras culturas… ¡somos una red de luz!

Cuando regresemos a la urbanidad no hay que dejarnos atrapar por los beneficios materiales porque sabemos que uno se queda en la ciudad por la comodidad y el consumo. Hay que generar dentro de esta atmósfera, una conciencia con alegría y propuestas alternativas. -Sonríe la serpiente-

¡Vamos a contarnos y que exista el verdadero capital humano! -Grita el mago- con una estrategia de información de boca a boca hasta interactuar con cada uno de los polos porque Babilón está necesitada de soluciones ¡se esta destruyendo a si misma! La gente no se querrá destruir con ella y saldrá a buscar opciones de sobre vivencia… como creemos que lo hacemos nosotros.

Yo no quiero ser una estrella ni una rama que se quema –fluye un mago lunar- quiero ser parte del cambio evolutivo de este mundo porque en todo el universo se sabe que los seres humanos nos hemos convertido en un virus. Soy militante por la naturaleza pero sé que hay otra realidad que necesito negociar con ella -capitalismo- no me gusta pero reconozco la calidad de lucha que proyecto y los elementos que requiero.

La lluvia se acercaba, la noche fría invitaba al resguardo y los magos de la tierra comprendían que cada uno de los ahí presentes continuaría su camino físicamente alejado del otro, pero estaría tan unido al alma de cada uno, por la red planetaria nacida esa noche.

¡Todos estamos en la misma! Hay que mantener el enlace…hay que generar una conciencia… constru-ir en la sencillez de lo pequeño el fortalecimiento de los grandes cambios.

Hay que pensar, procesar y comprender la información que cada día nos llega a la razón y al sentimiento porque –recuerdan los magos con sus manos unidas frente al fuego- Lo mejor esta por venir con esta nuestra “Resistencia festiva” en el arte universal… en el amor humano hacia el vivo infinito del amor.

Nota: Las imagenes fueron tomadas en la celebración del día fuera del tiempo Estrella cósmica amarilla en la tierra liberada Ur-Gaia ubicada en El Rincón de los brujos en Uruguay.

2 comentarios:

Inti dijo...

un precioso relato de una noche sin olvido. me dio mucho calor ir reviviendo esos momentos..

Como hacer para resignar un aire tan puro que creía inexistente en algún horizonte?

XIGGIX dijo...

me hicieron revivir una experiencia cercana en la selva de peru,
abrazos de luz
mago lunar blanco