miércoles, octubre 10, 2007

La marca del Comercio Justo


Foto:s/f

Al comprar, consumir o recomendar un producto ¿cuáles pueden ser las razones de nuestra elección? Marca, calidad u oferta. El consumo es una actividad diaria en nuestra vida al comer, vestir, utilizar productos y después desecharlos. Pero nos hemos preguntado ¿qué nivel de importancia adquiere nuestra elección de consumo?

En el sistema actual en que se rige el comercio global se encuentra la oferta y la demanda que priorizan la importación y exportación de productos que el consumidor relaciona con sus necesidades inmediatas e individuales. ¿Sabes bajo que condiciones fueron hechos los pantalones de marca que hoy portas, el cuaderno donde escribes o el café que consumes a diario? ¿Qué niños o adultos trabajaron en ello? ¿Cuáles fueron sus condiciones laborales?

Intermón Oxfam agencia internacional que trabaja en programas de desarrollo, comercio justo y movilización social señala que hoy en día, por cada euro que reciben en ayuda los países empobrecidos pierden dos a causa de las actuales reglas comerciales.

Sin el consumidor, el proceso del producto no existiría porque ¿a quién le sirve gastar en algo que no le interesa? La responsabilidad del consumidor está en conocer las características del producto, la repercusión a su salud, al medioambiente y a una vida digna de los productores, trabajadores y campesinos; y es a partir de estos indicadores que se debe responder el por qué de nuestro consumo.

Como consumidores vivimos rodeados de una serie de amenazas –comenta Jaime Morales investigador agrónomo del Centro de Investigación y Formación Social- y la principal tiene que ver con lo que comemos. Debemos informarnos sobre el contenido y proceso de creación del producto si fue envasado con conservadores, si es transgénico, sus modalidades de importación, etc.

Agricultura en Bolivia. S/f

Y ¿cómo se define el comercio justo?
Indagando en las mentes de los universitarios algunos opinan que el comercio justo es un intercambio sin un dirigente autoritario, sin intermediarios, equitativo y que tenga utilidades razonables. “Un intercambio de productos o bienes en el cual no hay inclinación por ninguna de las dos partes” define Gustavo, alumno de Ingeniería en telecomunicaciones quien afirma no conocer la tienda de comercio justo en el ITESO llamada Escarda y se dice estar interesado en la protección del medio ambiente y del reciclado de basura.

La conciencia universitaria sobre el medio ambiente y la equidad social tiene que asumirse como una actividad ordinaria para nuestra forma de vida. Leonardo de Ingeniaría civil comenta que el comercio justo es que “se compre a buen precio a todos los que producen no que se lo lleve el intermediario” ¿Y conoces la tienda de comercio justo en el ITESO? Le pregunto “No -responde Leonardo- hay que utilizar medios propagandísticos para hacerle saber a la gente que debe interesarle el tema” propone.

Según un consenso entre coordinadoras de comercio justo en España, país hispano-parlante con un activo trabajo en este intercambio, el comercio justo es “una asociación de comercio basada en el diálogo, la transparencia y el respeto que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las organizaciones de Comercio Justo, apoyadas por los consumidores, están implicadas activamente en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional.”

Según la Oxfam cuando pagas 35 pesos por un capuchino, el campesino que lo sembró no gana ni dos centavos por él. Por otro lado, millones de niños en Asia fabrican zapatos deportivos de marcas reconocidas como Nike, o cosen balones que utilizan en la ligas de todos los países, cobrando una miseria, y luego son vendidas en los países occidentales a precios muy elevados.

Vivir la experiencia del comercio justo y sus productores
Chris Martin vocalista del grupo Coldplay viajó a Haití para apoyar la campaña de comercio justo de la Oxfam. Martin describe en la página de la fundación, que una cooperativa cafetera del país obtiene sólo 45 dólares por 100 libras de café, pero organizaciones de Comercio Justo compran el mismo café por 126 dólares. “Si pagas un poco más por el café de Comercio Justo, los agricultores obtienen casi tres veces más por su producto, una diferencia increíble” asegura Chris Martin quien reconoce que cualquier citadino "ayuda a cambiar las cosas comprando productos de Comercio Justo y presionando a los políticos para que rompan las injustas reglas del comercio actual" Es sólo cuestión de actitud y compromiso.

Imagen: s/f

Variedad en alimentos, medicinas, cosméticos y ropa son algunos productos que trabaja el comercio justo actualmente a nivel mundial. México como muchos países latinoamericanos busca posicionar esta acción social en el imaginario de la población para que sea ella quien fortalezca la permanencia de productos nacionales en los mercados.

El comercio Justo en el ITESO
El programa de Ecología Política del Centro de Investigación y Formación Social [CIFS] del ITESO organiza el Primer Encuentro y feria de productores agro-ecológicos y de artesanía que se realizará el próximo jueves 25 durante todo el día. Las actividades inician con un espacio de ventas de más de 40 productores en sistema de comercio justo y un diálogo en mesas de trabajo sobre el consumo, la comercialización y la producción agro ecológica.

Desde la cultura, Oxfam exhibirá en la Biblioteca la campaña fotográfica “La pobreza no cae del cielo” donde varios artistas de talle internacional se han unido en la campaña de comercio con justicia representando la inundación que los países ricos generan en los países pobres con la importación de productos abaratados. También se realizará una obra de títeres por parte de la compañía “La Cucaracha” y sonará el “ritmo de conciencia” del Taller de percusiones Conga mandinga e invitados.

“El paso más difícil en un consumidor es cambiar hábitos” menciona María de Jesús, investigadora del CIFS y coordinadora del encuentro-feria agro ecológica “asumir la responsabilidad de que todos conformamos el planeta debemos analizar nuestro consumo como primer paso para un cambio” asegura.

La circunstancia de conocer esta información desde nuestra Universidad es una oportunidad única en la ciudad ya que en ningún otro espacio universitario se ha brindado la información del comercio justo directo de los productores, campesinos, indígenas, investigadores y consumidores de comercio justo. Te invitamos a formar parte de esta Feria - Encuentro con productores del comercio Justo. Mayores informes www.cifs.iteso.mx


Imagen: cartel de la biodiversidad

1 comentario:

Martiux dijo...

En Europa se promueve mucho el comercio justo, algo que nos falta aún en nuestra América Latina, peor creo que poco a poco va creciendo la conciencia a un consumo más pensante.