sábado, marzo 22, 2008

Intolerancia bajo la piel de la diversidad

Foto: Karenina

Las personas caminan, se distraen compran. Cargan distintos colores, distintas miradas. Aquí donde la diversidad de la sociedad tapatía confluye bajo un mismo piso, se dio cita al rechazo de una cultura, de una moda o de unas personas que se nombran Emos. Son una expresión urbana, un grupo, una moda y para muchos, una razón para convocar a golpearlos en distintas partes del país.

En Guadalajara la cita para este cometido se dio en el tianguis cultural, territorio de la diversidad, la juventud y la cultura según sus años de existencia. La invitación a la disputa frecuentó buzones de correo electrónico, voces y flyers de la ciudad desde hace semanas mientras que en prensa y radio desde un par de días, David de Anda del consejo administrativo del tianguis cultural invitaba a una mesa de diálogo entre culturas que se daría el mismo día de la polémica cita violenta.

Y ahí estaba, con el micrófono en mano bajo la lona acostumbrada para los grupos de rock, de Anda invitaba a “la banda” a no meter violencia al lugar. -Es nuestro espacio que ha costado mucho, no incluyamos la violencia que ella es la única que no es invitada aquí” gritaba. Los punketos sentados bajo la sombra del árbol miraban, algunos mofándose se reían entre ellos; darketos observaban serios, su silencio impregnaba mi mente de dudas.

-¿Tú sabes que sucede aquí?- le pregunté a un vendedor de artesanía. –pues a mi me dijo un amigo que un tal Anticristo es el antiemo que convoca a golpearlos. -Yo creo que es un pleito entre emos y punks como los cholos que han tenido problemas y se dividen de los demás.- comenta David, el Camello quien se describe como rocker. –La gente ignorante no sabe distinguir. A mi me han confundido con Emo- comenta su amigo el Mega Rocker de la WC -pues si pareces Emo- le dice David quien le golpea en la cabeza riéndose.

Foto: karenina. Chico punk, David de Anda y chico Emo

“Ellos no vienen de una variación musical, vienen de la moda creada por grupos de MTV” aseguró el metalero Roberto Vargas, mientras que dos chicas que se describían como normales describieron -Dicen que son el cáncer de la sociedad pero yo digo que Emo es una forma de expresarse-, -Yo sé que están tristes y tienen problemas en sus familias.-comentó la otra.

El Tianguis Cultural de diversidad por naturaleza y con la sangre de personajes urbanos que pretenden sobrevivir, se ha visto amenazado por radicalismos de propiedad cultural y expresiones instintivas de disgusto sobre un miembro de su comunidad. ¿Acaso la creación artística no se da evolutivamente como la historia de la música testifica?...

Foto: Karenina. Emos en el Tianguis cultural

La mesa de diálogo comenzó invitando a la no violencia y al diálogo sobre las culturas que existen en el Tianguis. Una chica que se describió como Emo trató d erelatar su buena experiencia en una manifestación pero mientras más gente se reunía, más aumentaba el barullo, insoportable para entender la voz desde las bocinas.

Existieron intentos de comentar posturas afines, tolerantes o respetuosas sobre este fenómeno pero los gritos ganaron y las votaciones sobre no hablar mas del asunto ganaron por democracia.

Foto: Karenina "Somos una familia grande, no nos peleemos" gritaba aquel chico

Entre una charla que tuve con Eduardo, un chavo vestido de mezclilla con pulseras de colores tipo candy ravers me comentó -Para mí la violencia esta mal pero los Emos me caen “gordos” porque se hacen daño, tienen problemas y no salen adelante y su moda es llamar la atención. Decirles de cosas es divertido pero golpearlos no”.

En el Space de Norbert Schwartz describe las culturas que viven en el Cultural. Referente a los Emos analiza “el punto de partida filosófico del movimiento emo es la crisis de sentido que se dio en los noventas. La vida (de nuevo) no tiene sentido. El nihilismo que en los setentas generó el movimiento punk y a finales de los ochentas el grunge (derivado de la generación X) recibe una nueva respuesta en los dosmiles” escribe “Pero no todos los emos son tristes, así como no todos los darketos son depresivos o suicidas…”

Dorian habitante de Tonalá de 18 años asegura que no es Emo, que le caen bien y la gente que no acepta las diferencias como ellos, cierran oportunidades de conocer más “la cultura es conocimiento y no hay que cerrarnos. Si nos preocupan los Emos pensemos, si no tienen raíces van a extinguirse, pero respetemos”.

David de Anda asegura que un problema así no se resuelve en un sábado. -Seguiremos intentándole, sabemos que será difícil reunir perspectivas diversas pero para eso existe también el Tianguis, para el respecto de las culturas-.

Foto: Karenina

Todas las opiniones me confirmaban la diversa piel del tianguis cultural donde existen todo tipo de emociones y sensaciones. Los Emo desde mi perspectiva iniciaron en una moda que aterriza en un estilo de vida. Su construcción de identidad parte de la multiculturalidad que fluye en el mundo actual glo-ba-li-za-do; pero la dependencia de costumbres en las culturas de antaño se han visto dañadas por sujetos de excesivos sentimientos.

La emoción desbordada es la otra parte de su peculiaridad. Asimilar que no existe nada más obvio que el absurdo de vivir es su razón de experimentar todas las maneras de vida, los sentimientos y por que no, las flagelaciones. La bipolaridad es instintiva, la moda la inspiración y su modo de vida hasta que la emoción lo disuelva.

Yo no entiendo las razones de este fenómeno, las comprendo como existentes; las investigo y después opino… ¿alguien más cree opinar?


Foto: Karenina. Dorian opinando

5 comentarios:

Hipodermica dijo...

opinar se vuelve un deporte como el futbol. TOdos creen que saben, y señalan estúpidos y que roden cabezas. Pero pregunte usted a muchos si se saben el reglamento.

Está cabrón opinar.

Está cabrón ser discriminado y discriminar.

peculiar experiencia la de hoy colega. Complementé mucho con lo que escribiste hoy (de hecho publiqué antes de leer lo tuyo, para no "contaminar".

J.E. dijo...

No se trata de querer a los Emos o no quererlos, no se trata de estar de acuerdo o no, se trata de respeto y tolerancia. Mucho daño nos ha hecho a la sociedad el creernos jueces. El entendimiento está reservado para aquel que ve sin juzgar.

Humberto Reynaga dijo...

A mi me caen gordos los que escuchan banda, pero no por eso me los madreo o los juzgo de narcos.... simplemente su modo de vida no va con el mio, los respeto y los admiro, y de vez en cuando comparto un cigarro con uno de ellos, solamente por el gusto de que alguien me enseñe algo nuevo.

Lo que considero más triste, al final de cuentas, es que... mientras en China el conflicto es la liberación del Tibet, en Latinoamérica toda la situación Con Colombia y muchisimos movimientos sociales importantes al rededor del mundo... México sigue luchando con y contra su propia gente, seguimos luchando por la inclusión de cada una de nuestras partes... cuando esa integración debió de haber sucedido hace muuuuucho. Hasta cuando México seguira llegando solo a la semifinal?

bEtH dijo...

Muchas gracias por la invitación de escribir en tu blog Karenina!! Es un espacio súper valioso y tus investigaciones son enriquecedoras.

Yo estoy deacuerdo con el comentario de Humberto Reynaga. Cuando hay tantos problemas que exigen una unidad ciudadana, lo unico que se hace es entrar al juego de la autodestrucción!

Me parece que debemos estar atentos de lo que como unidad podemos dar para tener un mejor lugar donde vivir.

Ahora resulta que los que se quejaron en algún momento de ser discriminador se han vuelto en los discriminadores!!!

Seamos capaces de abrazar la diferencia sin romper con nuestros credos más profundos y unirnos en un propósito mayor.

elizabethrivero.blogspot.com

Anónimo dijo...

el problema que veo de los EMOS, es que es el parteaguas para muchas nuevas tribus urbanas igual de vacias y estupidas, no estoy de acuerdo en la violencia
es más se me hace estupido darle tanta importancia a un "movimiento" tan banal, son solo una bola de pubertos pendejos que quieren llamar la atencion y lo peor lo estan logrando